Contabilidad de deterioros de valor

Los deterioros de valor son Pérdidas de valor reversibles de elementos del activo, es decir, que pueden cambiar de signo con el tiempo dejando de ser pérdidas, o bien aumentando o disminuyendo. Veamos a través del siguiente video el tratamiento contable de los deterioros de valor.

 

Generalmente es la cantidad que se perdería si se vendiese ese activo en ese momento y se cuantifica por la diferencia entre el valor por el que está contabilizado con respecto a su importe recuperable, en caso de pérdida.

 

El importe recuperable es el mayor importe entre su valor razonable menos los costes de venta y su valor en uso que es el valor actual de los flujos de efectivo futuros esperados, a través de su utilización en el curso normal del negocio, y en su caso, de su enajenación u otra forma de disposición, teniendo en cuenta su estado actual y actualizados a un tipo de interés de mercado sin riesgo.

 

Contablemente para reconocer una pérdida por deterioro se registrará un cargo en la cuenta Pérdidas por deterioro de la cuenta de que se trate con abono a la cuenta Deterioro de valor de ese mismo elemento.

 

Y cuando desaparecen las circunstancias que motivaron el registro de la pérdida por deterioro se cargará el importe del deterioro en la cuenta Deterioro de valor con abono en la cuenta Reversión del deterioro.

 

Cada tipo de activo sujeto a deterioro de valor tiene una cuenta de Pérdidas por deterioro”, de Deterioro de valor y de Reversión del deterioro.

contabilidad de los deterioros de valor.

Las cuentas Pérdidas por deterioro y Reversión del deterioro son cuentas de gestión y se liquidan en la fase de determinación del resultado contra la cuenta (129) Resultados del ejercicio.

 

De tal forma que, el ingreso por la reversión del deterioro compensa el gasto por la pérdida por deterioro.

 

La cuenta Deterioro de valor es una cuenta compensadora de activo con saldo acreedor que figura en el balance de situación en el activo con signo negativo.

 

Y para determinar el valor neto contable de un activo deteriorado se restará el importe del deterioro de valor al valor contable del activo.

 

Ejemplo de deterioro de valor de un inmovilizado:

 

Una empresa posee unos terrenos que forman parte de su inmovilizado cuyo valor contable asciende a 90.000 euros y a 31 de diciembre de 2015, fecha de cierre del ejercicio, comprueba que su valor de mercado una vez descontados los costos de venta asciende a 80.000 euros.

 

A 31 de diciembre de 2016 constata que su valor de mercado menos los costos de venta es de 83.000 euros y a 31 de diciembre de 2017 de 100.000 euros.

 

A 31 de diciembre de 2015, para reconocer la pérdida por deterioro, se registrará un asiento reflejando tal circunstancia con un cargo en la cuenta Pérdidas por deterioro del inmovilizado material contra la cuenta Deterioro de valor del inmovilizado material por la diferencia entre el valor contable del inmovilizado y su importe recuperable, o sea 10.000 euros, con lo que la cuenta Deterioro de valor del inmovilizado material tendrá un saldo acreedor de 10.000 euros, importe que compensa el valor contable de la cuenta Terrenos y bienes naturales.

 

El deterioro a 31 de diciembre de 2016 es de 7.000 euros, 3.000 euros menos que a 31 de diciembre de 2015.

Para registrar la nueva situación a 31 de diciembre se puede hacer de dos formas:

 

  1. a) Revertir parcialmente el deterioro por el importe recuperado, o
  2. b) Revertir todo el deterioro existente y registrar el nuevo deterioro.

 

En el primer caso realizaremos un asiento disminuyendo el deterioro inicial mediante una reversión del deterioro por importe de 3.000 euros, para reflejar la recuperación de valor, Para ello anotaremos un cargo en la cuenta Deterioro de valor del inmovilizado material contra la cuenta de ingresos Reversión del deterioro del inmovilizado material, quedando el saldo de la cuenta compensatoria en 7.000 euros, reflejo del deterioro de valor en dicha fecha.

 

En el segundo caso revertiremos todo el deterioro anulándolo por completo por importe de 10.000 euros para posteriormente registrar el deterioro experimentado por importe de 7.000 euros.

 

A 31 de diciembre de 2017, puesto que el valor contable del terreno, 90.000 euros, es inferior a su importe recuperable, 100.000 euros, deberemos revertir la totalidad del deterioro registrado, es decir, 7.000 euros.

 

Ejemplo de deterioro de valor de un crédito comercial:

 

A la fecha de cierre del ejercicio 2015, una empresa que tiene un derecho de cobro de un cliente por importe de 10.000 euros con vencimiento en el ejercicio 2016 tiene dudas sobre su cobrabilidad.

 

A la fecha del vencimiento el cliente paga 7.500 euros y la empresa, por diversas averiguaciones, constata que no cobrará el resto del crédito.

 

A la fecha del cierre del ejercicio reclasificaremos la cuenta del cliente que presenta dudas en su cobrabilidad a la cuenta de Clientes de dudoso cobro, y simultáneamente reflejaremos la pérdida por el deterioro del crédito en cuestión.

 

A la fecha del vencimiento del crédito se reflejará el cobro de 7.500 euros y la pérdida de 2.500 euros por la insolvencia firme y simultáneamente la reversión del deterioro registrado con anterioridad.

 

Siempre que se da de alta un cliente de dudoso cobro se registra un deterioro de valor por el mismo importe y cuando se salda la cuenta de clientes de dudoso cobro se revierte el deterioro registrado también por el mismo importe.

 

Ejemplo de deterioro de valor de existencias:

 

A fecha de cierre del ejercicio 2015, una empresa con existencias iniciales de mercaderías por importe de 18.000 euros y finales por importe de 15.000 euros cuyo valor de mercado una vez descontados los costes de venta que asciende a 13.000 euros.

 

A fecha de cierre de 2016 las existencias finales tienen un valor contable de 20.000 euros siendo su valor de mercado descontando los costes de venta de 25.000 euros.

 

Las mercaderías se contabilizan por el procedimiento especulativo de desdoblamiento de la cuenta de mercaderías.

 

A fecha del cierre del ejercicio 2015 daremos de baja las mercaderías iniciales y de alta las finales contra la cuenta Variación de existencias de mercaderías y se registrará el deterioro de éstas últimas.

 

Y a fecha de cierre del ejercicio siguiente se darán de baja las existencias iniciales de mercaderías y de alta las finales.

 

Y puesto que el importe recuperable de las existencias finales es superior a su valor contable se revertirá el deterioro que se dotó en el ejercicio anterior.

 

Esta clase corresponde al primer curso de contabilidad financiera y es por lo que no entraremos en problemáticas que se estudiarán en cursos de nivel su

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.