Contabilidad del descuento de efectos

Vamos a tratar hoy la contabilidad del descuento de efectos, para lo que se utilizará la cuenta de los efectos comerciales descontados, que es una subcuenta de los efectos comerciales a cobrar. Veamos en el siguiente video el tratamiento contable del descuento de efectos

Un efecto comercial es un documento mercantil de fácil transmisión generado en las operaciones comerciales, tales como ventas de bienes, ejecuciones de obras o prestaciones de servicios, por el cual una persona, denominado librador del efecto, manda u ordena pagar a otra, denominada librado, en una fecha concreta, una determinada cantidad de dinero a la orden de un tercero denominado tomador o tenedor del efecto. Incorpora un derecho de crédito a favor de su tenedor, y una obligación de pago a cargo del deudor que lo libra denominado librado.

 

Las situaciones en las que los efectos comerciales a cobrar se pueden encontrar son:

 

  1. EFECTOS COMERCIALES EN CARTERA,
  2. EFECTOS COMERCIALES IMPAGADOS,
  3. EFECTOS COMERCIALES DESCONTADOS, y
  4. EFECTOS COMERCIALES EN GESTIÓN DE COBRO.

 

Los Efectos comerciales descontados son derechos de cobro por operaciones comerciales documentados en efectos de giro que la empresa posee y que, como instrumento de financiación, su nominal ha sido anticipado por una entidad financiera antes de su vencimiento, descontando los gastos que esta operación ocasiona.

 

Cuando se descuentan efectos, en primer lugar reflejaremos la nueva situación de los efectos por su nominal cargando la cuenta Efectos comerciales descontados y abonando la cuenta Efectos comerciales en cartera. Y a continuación reflejaremos el cobro y los gastos ocasionados, así como el reconocimiento de la deuda con la entidad financiera.

 

Al vencimiento de los efectos descontados, si éstos han sido atendidos por el cliente, cancelaremos la deuda con la entidad financiera así como los efectos descontados saldando las respectivas cuentas.

EFECTOS COMERCIALES DESCONTADOS

En cambio, si los efectos descontados no han sido atendidos por el cliente, realizaremos un asiento para reflejar la nueva situación de los efectos impagados cargando la cuenta Efectos comerciales impagados y abonando la cuenta Efectos comerciales descontados por su nominal. Y, adicionalmente, reflejaremos en otro asiento el pago de la deuda con la entidad financiera por los efectos que resultaron impagados y de los gastos ocasionados por el impago.

 

Veamos ahora un caso práctico:

 

  1. Una empresa realiza una venta de mercaderías por importe de 5.000 euros a crédito. El IVA es del 21%.
  2. Posteriormente el cliente acepta efectos por un nominal de 3.000 euros.
  3. La empresa descuenta efectos en una entidad financiera por importe de 2.000 euros. La comisión bancaria asciende a 200 euros y los intereses por el descuento a 400 euros.
  4. Llegado en vencimiento de los efectos descontados, la entidad financiera nos comunica que todos han sido cobrados excepto uno de ellos con un nominal de 500 euros. Los gastos de protesto del efecto impagado ascienden a 100 euros. El IVA es del 21%.

 

Con respecto a la venta de mercaderías a crédito haremos un asiento anotando en el debe en Clientes por el importe de la venta IVA incluido, 6.050 euros, y en el haber en Venta de mercaderías por 5.000 euros, y en Hacienda Pública, IVA repercutido por 1.050 euros.

 

Cuando el cliente de la venta acepta efectos por un nominal de 3.000 euros, reflejaremos la nueva situación del crédito del cliente dando de alta, mediante un cargo, Efectos comerciales en cartera y de baja, mediante un abono, Clientes por 3.000 euros.

 

En el momento del descuento de los efectos con un nominal de 2.000 euros, anotaremos, por una parte, un asiento para mostrar la nueva situación del crédito del cliente dando de alta Efectos comerciales descontados y dando de baja Efectos comerciales en cartera.

 

Y en otro asiento, en el debe, el cobro del importe resultante después de descontar los gastos ocasionados en Bancos por 1.400 euros, los gastos ocasionados en la operación: 200 euros en Servicios bancarios y similares, y 400 euros en Intereses por descuento de efectos y operaciones de “factoring; y en el haber en Deudas por efectos descontados 2.000 euros para reconocer la deuda con la entidad financiera hasta que llegue su vencimiento.

 

Llegado en vencimiento de los efectos, para reflejar los efectos pagados por el cliente, 1.500 euros, anotaremos un asiento cancelando la deuda con la entidad financiera mediante un cargo en Deudas por efectos descontados y un abono dando de baja el derecho de cobro de los efectos descontados en la cuenta Efectos comerciales descontados ya que han sido atendidos por el cliente.

 

Y, a continuación, registraremos dos asientos por los efectos que no han sido atendidos por el cliente:

 

El primero para reflejar la nueva situación de los efectos impagados cargando la cuenta Efectos comerciales impagados y abonando la cuenta Efectos comerciales descontados por su nominal, 500 euros.

 

Y el segundo para reflejar el pago de la deuda con la entidad financiera por los efectos que resultaron impagados cargando en Deudas por efectos descontados 500 euros; los gastos ocasionados por el impago: 100 euros en el debe de Servicios profesionales independientes, y por el IVA de los anteriores gastos: 21 euros en el debe de Hacienda Pública IVA soportado; Y por el pago a la entidad financiera: un abono en Bancos por el importe de la deuda, los gastos de protesto ocasionados y su correspondiente IVA, que suman un total de 621 euros.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.